Cómo Dejar de Ser La Amante o La Otra de Un Hombre Casado

Cómo Dejar de Ser La Amante o La Otra de Un Hombre Casado

A más de una mujer le ha pasado que sus ojos se fijaron en alguien que no le conviene…. Si eres una de esas mujeres que comenzó una relación con un hombre ocupado pensando que es el hombre de tus sueños, déjame decirte que fue una mala idea porque esa relación no te llevará a ningún lado y lo único que hará es estancarte.

Seguramente dirás: “¡Cálmate, lo tengo todo controlado!” pero las cosas no son así porque cuando quieras reaccionar será demasiado tarde y te habrás enamorado de ese hombre y no te importará ser “la otra”, “la amante”, “la ama de llaves”, “la mujer desagradable” que tiene un tiempo limitado para estar con él y verse a escondidas.

Si bien es cierto que al principio sabías en lo que te metías y quizás te gustaba esa adrenalina del peligro y el misterio, con el paso del tiempo te cansarás de ser el otro porque cada vez lo necesitarás más y lo querrás sólo para ti y no descansarás hasta llegar a él.

Y ahí es donde empezarán los problemas en tu vida y en la de él, porque tanta presión y estrés puede hacer que tenga un desliz y su mujer se entere de su infidelidad o simplemente no aguante la presión y te diga “¡Basta! ¡Este es el fin de nuestra relación!

Con esta decisión quizás solucione en parte el problema con su familia, pero por otro lado para ti acaba de empezar el infierno porque estando enamorada no soportarás vivir sin él y caerás en depresión al ver que ella lo tiene todo y tú nada.

Pero no te preocupes amiga, no todo está perdido porque yo también he sufrido el mal de amores aunque no era amante de ningún hombre, el sentimiento de una ruptura amorosa en una relación es igual en todos los casos, por eso quiero decirte que no es fácil superarlo pero tampoco es imposible.

Razones Para Dejar de Ser La Otra Mujer de Un Hombre Casado

Admítelo: su esposa seguirá ahí; porque nunca dejará a su mujer, por mucho que te diga que se divierte contigo o que eres la mujer que le vuelve loco en la cama y un sinfín de cosas más.

¿Y sabes por qué? Por la simple y sencilla razón de que tiene algo 100% seguro en la casa, porque tiene hijos y una mujer o que aunque no la quiera tanto como al principio siente que la quiere y la necesita por el simple hecho de que es la madre de sus hijos y si le sumamos la opinión de la sociedad.

Créeme, nunca lo hará y sólo te verá como ese delicioso postre en el que eres la guinda del pastel de la relación. Seguro que estarás de mal humor pero sabes que si lees con detalle las razones un día podrás decir “no quiero ocupar más el segundo lugar”, me merezco algo mejor para mí así que presta mucha atención.

Mira qué clase de hombre es

En el mejor de los casos, si pasas a formar parte de ese 5% de amantes que consiguen formalizar su relación, qué puedes esperar de ese hombre para ti, porque desde el principio sabes que es un mentiroso y traicionero, que dudo que cambie y por tanto quién te garantiza que no te haga lo mismo.

Te consumirá moralmente

Si bien es cierto que cuando aceptaste entrar en el juego no te importaba verle a escondidas, puede ser una relación muy agotadora para él porque siempre está buscando excusas para salir y cuando está fuera tiene los ojos bien abiertos para que nadie que conozca le vea contigo. Y me imagino que también es agotador para ti porque tu autoestima bajará mientras pierdes tu orgullo y dignidad al no poder gritar tu relación a los cuatro vientos.

Darlo todo y quedarse con las sobras

¡Si analizas bien la situación verás que lo tiene todo! Siempre llega a una casa donde le esperan sus hijos y su mujer, dispuestos a compartir una deliciosa comida y a hablar de cómo ha ido el día. Finalmente cada noche descansará con su mujer donde en la intimidad de su dormitorio hablarán y planificarán como pareja los eventos importantes como cumpleaños, vacaciones y otras actividades.

Definitivamente no y la pregunta es ahora para ti, ¿qué comparte y planea contigo? definitivamente nada, a lo sumo celebrará tu cumpleaños en un buen restaurante y luego terminará en un hotel y luego dirá me tengo que ir, se me hace tarde, como ves tú siempre estás ahí para él pero él no está para ti cuando lo necesitas.

Pierdes tu valor

Esta es una de las principales razones por las que debes dejar de ser un enamorado porque cuando entras en el juego le estás diciendo inconscientemente a tu cerebro que “no vales lo suficiente como para merecer amor sólo por ti” y te acostumbrarás a recibir sólo migajas de amor.

Los que prometen demasiado cumplen muy poco

Está comprobado que el 95% de estas relaciones clandestinas son sólo una pérdida de tiempo, porque si llevas varios meses o años con él verás que siempre se repiten los mismos discursos una y otra vez como diríamos vulgarmente sólo te vende humo y estarás atada a un hombre que sólo necesita tener una buena charla para calmarse y seguir adelante.

Al final, cuando todo acabe, te darás cuenta de que has desperdiciado los mejores años de tu vida con un hombre casado, cuando hay cientos de hombres solteros a los que podrías haber dado tiempo a conocer.

Terminarás siendo el malo de la película

Tarde o temprano esa relación clandestina se descubrirá y ahí es donde te convertirás en la mala, porque el hombre infiel a la acusación seguramente asumirá la culpa y gritará a los cuatro vientos que “Tú eres la mujer que abusó de él” que no lo dejaste en paz y que siempre trataste de ofrecerte para salir del problema, aunque no sea cierto quedarás frente a la gente como cualquiera y créeme que eso no te gustará para nada.

Ahora que ya conoces algunas de las razones por las que debes terminar con ese rol de amante ahora, quiero compartir un dicho que me gusta mucho:

“Lo que mal empieza, mal acaba”

Así que no te pongas a jugar con fuego porque te puedes quemar, busca ayuda psicológica para que te ayude a seguir adelante y valorarte.

Deja un comentario